Paraguay: perspectivas agrícolas para el año 2016

AgroParaguay2Las cadenas productivas agrícolas y pecuarias tienen una participación muy importante en el producto interno bruto (PIB) así como en los demás subsectores económicos. Analizar la evolución y sobre todo las proyecciones del sector primario permitirá conocer las características y tendencias del año 2016.

Las presiones del mercado internacional

Las cifras del mes de setiembre del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) muestran que la abundancia de la oferta continúa. En el mismo se estima que la campaña 2014/15 finalizará con un nivel de cosecha de soja de 319,4 millones de toneladas, mientras que las existencias finales serían de 81,7 millones.

Para el ciclo 2015/16 se estima la producción de soja en 319,6 millones de toneladas, en tanto que las existencias finales serían de 85,0 millones. En cuanto al maíz, el USDA estima que la producción de esta campa?a a nivel mundial, ser?a de 1.007,5 millones de toneladas, en tanto que las existencias finales llegar?an a los 197,2 millones. En lo que respecta a la campa?a 2015/16, se estima una producci?n de ma?z de 978,1 millones de toneladas, que ser?a menor en 2,9% a la campa?a actual, mientras que las existencias finales ser?an menores a las de este a?o y llegar?an a las 189,7 millones de toneladas.

La producci?n de trigo correspondiente al ciclo 2014/15 se estima en 725,2 millones de toneladas, con 211,3 millones de toneladas de existencias finales. Para el ciclo 2015/16 el USDA estim? un leve aumento de la producci?n que llegar?a a las 731,6 millones de toneladas. Las existencias finales por su parte se espera que tengan un incremento del 7% y fueron calculadas en 226,5 millones de toneladas.

Con estos niveles de producci?n de commodities a nivel mundial los precios seguir?n presionados a la baja, a lo que se deber? agregar el debilitamiento de la econom?a mundial y la lenta recuperaci?n de la econom?a china, principal demandante de commodities agr?colas.

El trigo contin?a en un periodo de precios deprimidos, a inicios de setiembre cay? a su nivel m?s bajo cotizando por debajo de los US$/Ton. 170. La tendencia y los fundamentales del mercado contin?an siendo bajistas, la fortaleza del d?lar, la fuerte competencia de exportaci?n en especial de la regi?n del Mar Negro y los niveles de inventarios a nivel mundial limitan las subas del cereal.

Para el arroz los precios internacionales siguieron debilit?ndose. Es importante mencionar que el mercado de arroz se divide en varios segmentos y los factores que alteran los precios en cada uno de ellos var?an. La tendencia al debilitamiento de los precios es resultado de una combinaci?n de factores como escaso inter?s de compra y las grandes disponibilidades para la exportaci?n derivadas de unas cosechas extraordinarias.

Las condiciones internas

En Paraguay las condiciones productivas para el a?o 2016 parecen favorables. Las previsiones meteorol?gicas indican la llegada del fen?meno de El ni?o que se traduce principalmente por precipitaciones abundantes, lo que indica que la producci?n agr?cola dispondr?a de condiciones propicias para el buen desarrollo de los cultivos. No obstante tambi?n podr?an producirse tormentas y otros fen?menos extremos, como ca?da de granizos.

Sin embargo, los precios de los productos, que hist?ricamente han sido los factores principales de la expansi?n de los cultivos, hoy no motivan a los mismos. Todos los commodities agr?colas han disminuido su cotizaci?n internacional, donde la reducci?n de la soja, pasando de 430 a solo 260 d?lares por tonelada, muestra lo estructural de la problem?tica. El productor deber? por lo tanto asegurar un alto nivel de productividad para lograr alcanzar m?rgenes significativos en el negocio. Adem?s, se recuerda que los costos no han sufrido mayores modificaciones, inclusive con un petr?leo barato pero que no se ha traducido, al menos hasta ahora, en una reducci?n de sus derivados: fertilizantes y defensivo.

Con este escenario se estima que algunos rubros podr?an detener su proceso de crecimiento de superficie cultivada. En soja, podr?a darse una reducci?n del 3% del ?rea sembrada, pero se estima un incremento en la productividad, superior a la zafra pasada, lo que terminar?a generando vol?menes de producci?n mayores pero, como se indic? antes, a menores precios de venta. Como resultado de este fen?meno, en el a?o 2015 la cadena de valor de la soja dej? de ingresar alrededor de 850 millones de d?lares al circuito financiero paraguayo.

En caso del ma?z se espera una reducci?n del ?rea cultivada, que en el a?o 2016 estar?a en torno al 22,5% y una ca?da de la producci?n de alrededor del 35%. Se recuerda que la zafra de ma?z de 2015 fue muy buena, con promedios de 6.000 kilos por hect?rea, pero granos de baja calidad debido a la humedad excesiva, y lograron amortiguar, al menos en parte, la fuerte ca?da de los ingresos por soja. Igualmente, se espera que el trigo tambi?n reduzca su superficie en un 8,3% mientras que la producci?n tambi?n descender?a en el orden del 12%.

El arroz, que a?n no ha solucionado su problema de desplome de precios debido a la devaluaci?n en el mercado brasile?o, tambi?n podr?a experimentar una reducci?n del ?rea sembrada, ya que los costos podr?an ser m?s altos que los ingresos, presionando a los productores a aplicar con mayor intensidad paquetes tecnol?gicos que ayuden a mejorar la productividad por hect?rea.

La reducci?n de los m?rgenes de ganancia de los agricultores se ha modificado bastante. La soja siendo el principal generador de utilidades, pero a diferencia de otros a?os donde el ma?z y el trigo aportaban de forma significativa al conjunto de ingresos anuales de productor, el escenario actual muestra solo a la soja como generadora de ingresos, mientras que el ma?z y el trigo deber?n seguir cultiv?ndose como estrategia de gesti?n de los suelos, ya que estos ?ltimos muestran n?meros rojos, es decir, los costos de producci?n son m?s altos que el precio de venta.

Por el lado de la agricultura familiar no se esperan mayores modificaciones, debido principalmente a que se aplican paquetes tecnol?gicos tradicionales y que la productividad por hect?rea se ha mantenido constante en los ?ltimos cinco a?os. Se estima que la producci?n de s?samo crecer?a en torno al 10% y que la mandioca experimentar?a un aumento a?n menor, motivado en este rubro por los precios bajos.

El 2016 ser? un a?o de ajuste de la agricultura paraguaya, con precios de venta bajos que terminar?n por generar menores ingresos en toda la cadena; inclusive se espera un menor aporte impositivo del sector, puesto que al ganar menos se paga menos, lo que demuestra la relevancia de estos sistemas productivos en toda la econom?a nacional.

El sector financiero: seguir apalancando la producci?n pero administrando las deudas de los productores

El sistema financiero ha apalancado la expansi?n y diversificaci?n agr?cola desde hace varios a?os. Los cr?ditos destinados a la compra de campos, de maquinaria, as? como para financiar insumos de producci?n y otros costos directos, han posibilitado el funcionamiento del sistema productivo, log?stico y comercial de la agricultura. La deuda total del sistema agr?cola alcanza US$ 3.240 millones.

Las ?ltimas zafras agr?colas han sido en promedio clim?ticamente buenas, productivamente satisfactorias, pero comercialmente malas, por la marcada reducci?n del precio internacional que se tradujo en una ca?da importante de la rentabilidad del negocio, afectando as? la capacidad de pago de los compromisos financieros adquiridos.

Como la tendencia de precios bajos se mantendr?, el sistema productivo agr?cola conformado por los agricultores, los proveedores de insumos, las empresas que venden maquinaria y las empresas de transporte y log?stica se encuentran ante una situaci?n dif?cil, puesto que los m?rgenes reducidos afectar?n indefectiblemente la capacidad de pago de los cr?ditos.

Entre los agricultores con deudas, solo una producci?n muy buena en el 2016 les permitir? hacer frente a los compromisos asumidos en otras zafras, mientras que para aquellos agricultores que no est?n con deudas, el margen de rentabilidad ser? bastante inferior a los a?os anteriores.

Finalmente, la agricultura paraguaya debe hacer frente a un periodo de restricciones, luego del final de la ?poca de commodities a precios altos. M?s que nunca, volver m?s productiva a la agricultura, con mayor inyecci?n de tecnolog?a, as? como mayores inversiones en log?stica, permitir?n consolidar a?n m?s a este motor importante de la econom?a nacional.

M?s de 300 millones

Para el ciclo 2015/16 se estima la producci?n de soja en 319,6 millones de toneladas, en tanto que las existencias finales ser?an de 85,0 millones. En cuanto al ma?z, el USDA estima que la producci?n de esta campa?a a nivel mundial ser?a de 1.007,5 millones de toneladas, en tanto que las existencias finales llegar?an a los 197,2 millones.

Producci?n de ma?z

En lo que respecta a la campa?a 2015/16, se estima una producci?n de ma?z de 978,1 millones de toneladas, que ser?a menor en 2,9% a la campa?a actual, mientras que las existencias finales ser?an menores a las de este a?o y llegar?an a 189,7 millones de toneladas.

*?La producci?n de trigo correspondiente al ciclo 2014/15 se estima en 725,2 millones de toneladas, con 211,3 millones de toneladas de existencias finales. Para el ciclo 2015/16 el USDA estim? un leve aumento de la producci?n que llegar?a a 731,6 millones de toneladas.

*?El trigo contin?a en un periodo de precios deprimidos, a inicios de setiembre cay? a su nivel m?s bajo cotizando por debajo de los US$/ton 170. La tendencia y los fundamentales del mercado contin?an siendo bajistas, la fortaleza del d?lar limita las subas del cereal.

*?Para el arroz los precios internacionales siguieron debilit?ndose. El mercado de arroz se divide en varios segmentos y los factores que alteran los precios en cada uno de ellos var?an. La tendencia al debilitamiento de los precios es resultado de una combinaci?n de factores.

 

Reproducido de un informe en ABC de Asunci? (Paraguay), del 4 de octubre 2015.