Bolivia: III Encuentro internacional de pequeños productores de soya y de la sociedad civil

SoyaSPSojaEnct2007aEl tercer encuentro internacional “Pequeños productores de soya y Sociedad Civil”, tuvo lugar del 18 al 20 de julio, en Santa Cruz (Bolivia). El evento fue convocado por Probioma, una organización no gubernamental que trabaja en temas de ambiente y agropecuaria, y contó con la presencia de participantes de Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

La reunión incluyó una jornada de trabajo en el norte de Santa Cruz, en el localidad de Chané, seguida por dos días de trabajo en Santa Cruz. Asistieron casi un centenar de personas, incluyendo un nutrido número de delegados de organizaciones de pequeños productores y campesinos de Bolivia, representantes gubernamentales, académicos, integrantes de ONGs e invitados internacionales. Se sucedieron una serie de presentaciones que cubrieron temas como la situación del sector soyero en Bolivia, los acuerdos de comercio preferencial con Venezuela, sus impactos, el debate sobre los biocombustibles, la posición gubernamental, etc.

CLAES presentó, en el marco de la Plataforma Soja, una revisión sobre el estado actual del cultivo de soya en el Cono Sur. Además, se ofreció un análisis sobre los agrocombustibles, en el marco de nuestro programa sobre integración y desarrollo. Además, ofrecieron presentaciones, entre otros, delegados del INIA de Venezuela, la asociación de producción SER de Paraguay, Fetraf-Sul de Brasil, el IPIAT de Venezuela, etc.

Los participantes del evento coincidieron, en su declaración final, en advertir sobre los “impactos sociales y ambientales que está generando el modelo agroexportador de los agronegocios, en desmedro de la seguridad y soberanía alimentaria y los recursos naturales de nuestros pueblos”. También se observó “con mucha preocupación, como el actual modelo de consumo insostenible y agroexportador, que pretende profundizar aún más dichos impactos, mediante la implementación y consolidación de los agrocombustibles, como una forma de mantener un modelo que está destruyendo nuestros recursos naturales y que amenaza los procesos de soberanía alimentaria para el beneficio de la industria automotriz y de la industria de los países del norte”.

Como resultado del encuentro, los participantes propusieron:

  • Institucionalizar y formalizar una articulación de las organizaciones de pequeños productores en MERCOSUR y de otros países productores de soya en el marco de un Comité de Direccionamiento de Políticas Estratégicas referidas a la cadena productiva de la soya, bajo los principios establecidos con criterios de responsabilidad social, ambiental y económica.
  • Incorporar la visión agroecológica a los diferentes procesos de soberanía agroalimentaria local, regional, y continental.
  • Formar un bloque de interés común y acción conjunta, hacía un desarrollo sustentable de las comunidades rurales de pequeños productores, ofertando soya de alta calidad a los consumidores, y proporcionando una mejor calidad de vida para nuestros pueblos.
  • Ejercer presión social y política organizada al sector de agronegocios y establecer sellos de identidad y precios acordes a los costos productivos, sociales, y ambientales.
  • Promover la integración comercial, tecnológica, cultural y organizativa, bajo los principios del TCP-ALBA, a partir de la participación de organizaciones de pequeños productores, integrando también al Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay.

Asimismo, los participantes acordaron profundizar el trabajo para la construcción de criterios comunes a los cinco países que incorporen:

  1. Rechazo a la soya transgénica y las consecuencias sociales y ambientales que su expansión está generando en la región.
  2. Necesidad de respetar la normativa ambiental existente en los 5 países y profundizar el intercambio con los distintos gobiernos para reforzar la legislación actual y su aplicación.
  3. Fortalecer las estrategias de incidencia sobre los compradores de soya a los efectos de rechazar la adquisición de grano proveniente de predios deforestados.
  4. Incidir en la protección de pequeños y medianos productores.

Finalmente, los asistentes al evento reiteraron que los pequeños productores han desarrollado innovaciones tecnológicas y que en ese marco queremos expresan su derecho de aportar a la agricultura sustentable de nuestros pueblos.